Proverbio chino


"Antes de iniciar la labor de cambiar el mundo, da tres vueltas por tu propia casa" (proverbio chino)

viernes, 12 de febrero de 2016

Una estantería de cocina hecha de palet

Hola de nuevo a todos y todas:

Después de un largo período de inactividad blogera, hoy vuelvo a publicar para enseñaros la estantería de cocina que he diseñado y montado a partir de un palet.

Estantería de palet para la cocinaMi estantería hecha con un palet




Cómo es un palet¿Dónde he conseguido el palet gratis?

Este en particular lo conseguí en la trasera de un supermercado, pero también se pueden encontrar en almacenes de construcción, obras, etc. Nunca me había fijado, pero ahora los veo por todas partes :-)

¿Cómo era el palet antes de transformarlo?

Aquí a la derecha os pongo una foto para que veáis el tipo de palet que tengo guardado para siguientes bricolajes. El que usé era uno de estos, pero un poco más pequeño. Ahora voy a emplear uno de los grandes para hacer una estantería para el dormitorio, con baldas más anchas.

Pasos para hacer la estantería

En muchas páginas de internet vienen ejemplos de un sinfín de muebles que se pueden hacer con palets, desde mesas hasta camas, pero en ninguna explican exactamente cómo se hace. Por eso quiero daros todos los detalles, por si alguien se anima y le puedo servir de orientación. Así lo he hecho yo:

Paso 1: Desmontar el palet

Palet desmontado
Yo desmonté el palet a base de martillazos, pero teniendo cuidado de no romper las tablas. Me serví de un formón que introduje entre las tablas y golpeándolo en la parte de atrás con el martillo, consigues separar las maderas. Yo vi cómo se hacía en este vídeo. Dura solo 4 minutos (los vídeos más largos me aburren). 

En esta foto podéis ver cómo me quedó desmontado y en el suelo están las herramientas que utilicé. Muy importante usar guantes de trabajo porque si no, te destrozas las manos o corres el riesgo de clavarte alguna astilla. 

Aproveché las propias tablas que traía el palet, unas para la estructura (me refiero al marco formado por varias tablas horizontales y verticales que se ve al fondo) y otras que servirían de baldas (las tres tablas en vertical). Una vez desmontado según el diseño que había pensado y habiéndole quitado los clavos oxidados que traía, pasé al segundo paso. 


Paso 2: Lijado y pintado

Un buen lijado es importante para que las maderas queden lisas, suaves al tacto y sin astillas. Además, eliminas toda la suciedad que se ha incrustado en la madera y te quedan las tablas limpias, luciendo el tono claro tan bonito que posee el pino. Para trabajarlas bien, yo apoyé tanto el palet como las maderas sobre dos caballetes a modo de soporte. 

Para el lijado usé una lijadora orbital. Se puede hacer a mano, pero es más laborioso y cansado. Después retiré el polvo generado por el lijado con un paño seco y procedí a:

Barnizar las partes que iba a dejar en tono pino y pintar en blanco las partes que necesitaba mi diseño. 

Aquí entra al gusto de cada uno/a: se puede dejar todo en color pino, o todo pintado, o pintar unas tablas sí y otras no. Esta opción me pareció la más adecuada para mi cocina, pues es blanca con toques de madera clara y además, quedaba a juego con la mesa que iba a poner debajo. 

Por cierto, si os decidís por pintarlo de color, os aconsejo que antes de darle la pintura, apliquéis una capa de imprimación. De lo contrario, al ser madera en bruto, absorbería mucha pintura y tendríais que dar varias manos. 

Paso 3: Montaje de las baldas


Como veis en la foto anterior, ahora necesitaba ensamblar 
perpendicularmente las 3 tablas de arriba en el marco del palet. 

Previamente marqué los lugares donde iban a ir las baldas e hice un agujero con el taladro en el marco. 













Escuadra de ensamblaje en palet
Después, con la ayuda de esta herramienta que veis en la foto, una escuadra de ensamblaje de madera en ángulo recto, sujeté las tablas al marco. 

Pasé un tornillo roscachapas (bastante largo para que penetrara bastante en la tabla) por el agujero que había hecho con el taladro y enganché la tabla de arriba... así en tres puntos distintos en cada tabla (en cada costado y al centro) para que la tabla tuviera mayor sujeción. 

Con este método, queda más bonito porque la sujeción de las baldas está oculta y no se ve. Otra opción sería sujetar las baldas al marco con escuadras pequeñitas, pero en mi opinión, queda menos estético. 


Y ya está la estantería montada......



Print Friendly and PDF

No hay comentarios :

Publicar un comentario